Esta herramienta puede ser utilizada para cualquier institución de ET. Los resultados serán más ricos a medida que la diversidad de actores sea mayor; se podrán comparar las diferentes visiones de: educandos, docentes, directivos, iglesias o comunidades relacionadas, etc.

Primera etapa

A partir de sus propias experiencias visualice individualmente y describa la casa de la Educación Teológica que usted frecuenta.

He aquí algunos elementos a considerar para su representación:

  • ¿Dónde se ubica la casa?
  • ¿En qué entorno está situada: urbano, semi-rural, otro?
  • ¿En qué ambiente: pacífico, conflictivo, arriesgado, etc.?
  • ¿Qué forma, construcción y arquitectura tiene?
  • ¿Con qué materiales está edificada?
  • Piense en los espacios, los cuartos que constituyen esta casa (tamaños, conexiones, condiciones).
  • ¿Quiénes están en la casa?
  • ¿Qué características y qué relaciones tienen sus habitantes?
  • ¿Cómo se entra y cómo se sale de la casa?
  • ¿Quiénes no entran a la casa y por qué?
  • ¿La casa requiere algunas refacciones, reparaciones, mejoras?
  • ¿La casa podrá sustentarse de aquí a cinco o diez años?

Usted tiene la mayor libertad para hacer un dibujo, unos planos, una maqueta, un relato, etc. El trabajo individual requiere por lo menos de unos 30 a 40 minutos.

Segunda etapa

En la segunda etapa:

Se socializan las diferentes visiones de la casa de la ET.

Se comparan los diferentes recursos, perspectivas y resultados.

Para planificación

Para enriquecer el enfoque y para pasar de la evaluación a la planificación se puede pedir a cada persona visualizar tanto la casa realmente existente como la casa que responde mejor a sus deseos y sueños.